Los 10 Vestidos de Novia más Icónicos del Cine

Una buena película siempre se queda en nuestros corazones. Y lo que la hace resaltar aún más es un excelente diseñador de vestuario. Los personajes más memorables de la historia del cine sobreviven en nuestra cultura de la mano de una cuidadosa caracterización, y lo que visten es parte vital de este elemento.

A lo largo de los años, el cine nos ha dado bellísimos vestuarios de todo tipo, y el vestido de novia que ilusionadamente aparece en un momento culminante de una película es uno de los más amados. ¿Quién no espera con ansias un vestido de ensueño enmarcando la silueta de aquél personaje con el que hemos compartido lágrimas y risas? Y no sólo nos marca a nosotros sino también a la cultura de su tiempo, dando inicio a nuevas tendencias e inspirándonos a la vez.

Como agradecimiento a estos grandes diseños, aquí te presentamos nuestro top 10 de los vestidos de novia más memorables que nos ha otorgado el cine.

10. Piratas del Caribe 2: El Cofre de la Muerte

Buena Vista Pictures

Empezamos nuestra lista en el siglo dieciocho, con un clásico pero hermoso vestido de novia diseñado por Penny Rose. Con un estilo tipo victoriano, este atuendo de tono beige tiene bellísimos bordados y un velo largo y tradicional. Es acompañado por un hermoso ramo de flores color pastel.

9. Guerra de Novias

20th Century Fox

Esta película, protagonizada por Anne Hathaway y Kate Hudson, nos enseñó dos preciosísimos vestidos diseñados por Vera Wang. La divertida enemistad que ambas compañeras se tienen dio fruto a vestidos muy diferentes pero, al mismo tiempo, exactos para cada una. Mientras el de Hudson cae un poco en un estilo bombeado, sin tirantes y con tela transparente, el de Hathaway es elegante y satinado.

8. Star Wars: Episodio II – El Ataque de los Clones

Lucasfilms

Hacemos un recorrido a una galaxia muy, muy lejana para presentarte un atuendo de otro mundo. Diseñado por Trisha Biggar, este vestido y velo de inspiración Eduardiana tiene encajes antiguos y trenzas de punto francés que le brindan un look casi de fantasía. Blanco, con costuras precisas y bordados blanquecinos junto con mangas festoneadas hasta el codo que fluyen sobre unas transparentes, es un vestido de novia digno para una princesa. El velo es el aspecto más inusual de este atuendo, inspirado en la tradicional Juliet Cap, con perlas y flores de cera en su encaje, que cae en cascada, dándole un toque verdaderamente fantástico.

7. Realmente Amor

Universal Pictures

El personaje de Keira Knightley en Realmente Amor definitivamente necesitaba un vestido único y peculiar. Blanco y casi transparente, este atuendo consiste de mangas largas decoradas con plumas y detalles de cuentas alrededor del escote. Debajo hay un vestido blanco sin tirantes en un tono rosa brillante con capas que termina en una falda de encaje. Un elegante fascinador plumoso le agrega a este vestido su toque final.

6. El Gran Gatsby

Warner Bros. Pictures

Aunque el momento en el que aparece este vestido es un tanto fugaz, no es de extrañar que haya incitado una revolución inspirada en la década de 1920. Diseñado por Catherine Martin, todas soñaban con un vestido tipo art-deco como el de Daisy Buchannan. Ciertamente glamoroso y con hermosas telas suaves y transparentes, este atuendo es de silueta dinámica con una preciosa corona de plata encubierta con perlas preciosas. El detalle es simplemente exquisito.

5. El Graduado

Embassy Pictures

El clásico vestido de novia hecho por Patricia Zipprodt verdaderamente hizo que olvidáramos por un momento un final tan oscuro. Con un tradicional cuello y dobladillo festoneado, Elaine Robinson realmente brilló por unos instantes. Acompañado de un fino ramo y transparente velo blanco, ¿qué más podríamos esperar de tan clásico atuendo?

4. Funny Face

Paramount Pictures

Diseñado exclusivamente por Givenchy para esta clásica película, el vestido vintage usado por Audrey Hepburn causó una sensación en Estados Unidos. Con un estilo tipo bailarina, esta prenda está compuesta por una falda completa, una cintura caída y corpiño ajustado. Acentúa bellamente a la actriz, que era de una figura pequeña y delicada. Las capas sobre capas de tul bajo la falda hacían que este vestido flotara con hermosura.  

3. Diario de una Pasión

New Line Cinema

Espero que puedas escuchar el sonido de nuestro corazón rompiéndose y enmendándose una vez más con el simple hecho de pensar en esta clásica película romántica. Sabemos que el vestido de novia que Allie usa en esta escena representa más bien un rompimiento caótico, pero cómo nos fascinó. ¿Hay otro vestido más tradicional o clásico que este? Mangas con encajes, una corona de flores blancas y violetas y un velo liviano, acompañado de un peinado refinado que acentúa el mismísimo vestido. Lo que hace este atuendo tan distintivo es la tela fina y delgada que cubre los hombros descubiertos del personaje, con botones que adornan el centro de su pecho.

2. El Diario de la Princesa 2

Walt Disney Pictures

Diseñado por el reconocido diseñador de vestuario Gary Jones, este era el vestido de novias del que toda chica soñaba con usar en su día de bodas. Claramente podemos ver porqué. Sutil y majestuoso al mismo tiempo, el diseño consiste de una finas mangas de encaje dignas de una Reina, sin tirantes de ningún tipo haciendo destacar el bello cuello de Mia. El cuerpo del vestido es blanco y largo como uno espera que se vea una princesa. Todo este ensamble es acompañado por un ramo largo y frondoso que verdaderamente resalta realeza y dignidad. ¿Y cómo podemos olvidar ese fino velo de encaje y pieza fina en la cima que representa una corona real?

1. Crepúsculo: Amanecer – Parte 1

Summit Entertainment

Verdaderamente jamás se sintió tanta frenesí como cuando el mundo entero descubrió por fin cuál sería el vestido que Bella Swan usaría en su soñada boda. Tanto fue el furor que el diseño de este vestido fue protegido incansablemente durante el rodaje de la película para que el gran momento se viera por primera vez en las salas de cine. Y esto no es lo más extraordinario. Carolina Herrera fue escogida específicamente para crear un hermoso y trascendental atuendo que fuera, en pocas palabras, inigualable. No nos cansamos de ver esta exquisita creación. Es un vestido blanco de seda, de única figura, con mangas largas y finas y espalda abierta que corre hasta donde esta acaba, incrustada con encajes preciosos y pequeños botones a lo largo de la columna. Su diseño largo acentúa una figura elegante y tipo reloj de arena, y todo es acompañado por un velo clásico con diadema de piedras preciosas. Para muchas personas, la espera definitivamente valió la pena.

¿Qué te parece? ¿Coincides con nuestra lista? ¡Nos encantaría escuchar tu opinión!